Tecnología para los negocios - Se busca: futuro energético de la UE innovador y barato


Se busca: futuro energético de la UE innovador y barato

Rusia es uno de los principales productores de gas natural, petróleo y carbón de todo el mundo. Por lo tanto, cualquier tipo de acción que reduzca las exportaciones podría tener consecuencias catastróficas a nivel global, subiendo los precios y, en consecuencia, ralentizando el crecimiento de la economía.

Europa Occidental es una de las regiones más vulnerables porque depende en buena parte de los combustibles fósiles de Rusia. Según el informe presentado por la Comisión Europa en 2021, los combustibles fósiles representaron más del 70% del consumo total de energía en los países miembro de la Unión Europea. Rusia suministró cerca del 47% del carbón, más del 41% del gas natural y casi el 27% del petróleo crudo.

En base a un análisis llevado a cabo por los expertos en economía Bruegel, si Rusia cortara por completo el suministro de gas natural a Europa Occidental, sería casi imposible que las industrias continuaran con su actividad.

Políticas climáticas y energías renovables

El 75% de las emisiones de CO2 de la Unión Europea se deben única y exclusivamente a la producción y el consumo de energía. El objetivo es que en el año 2050 sea el primer continente “climáticamente neutro”. Para alcanzarlo, el sector de la energía, que engloba la producción de calor y electricidad, y el sector del transporte, deben reducir sus emisiones drásticamente.

Conectar las infraestructuras de energía entre los países de la Unión Europea puede ayudar a diversificar el suministro y dar una respuesta más efectiva a posibles interrupciones.

Una de las energías renovables más en auge es el hidrógeno renovable para la producción de energía. La industria se está centrando en él ya que permite descarbonizar sectores que requieren de un alto consumo energético.

Según las previsiones actuales, el hidrógeno limpio podría alcanzar hasta un 50% de la demanda de energía en el transporte de la Unión Europea en 2050. Para que sea 100% sostenible, el hidrógeno debe ser producido a partir de fuentes renovables de electricidad.

Además, la Unión Europea está buscando formas de sacarle el máximo rendimiento a la energía renovable marina. En la actualidad, el viento es la única fuente renovable marina que se utiliza a escala global, pero los expertos están tratando de hallar otras, como la energía solar flotante o el uso de algas para la producción de biocombustibles.

Suministro global de energía

Para descarbonizar el sector energético es necesario incrementar la proporción de las energías renovables e impulsar la eficiencia energética. Para cumplir el Pacto Verde Europeo, la Comisión ha propuesto revisar los objetivos de producción de energía renovable (32% para 2030) y de eficiencia energética (32,5% para 2030).

A día de hoy, la principal fuente de producción de electricidad a nivel mundial es el carbón, que supone casi un 40%. Por detrás se sitúan el gas natural (22,9%), la hidroeléctrica (16%) y la nuclear (10,6%).

Por su parte, las fuentes de energía renovables, que incluyen la eólica, la solar y la geotérmica, entre otras, apenas suponen un 7% de la producción global, según el informe ‘Estadísticas clave de la energía mundial’ publicado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El principal productor de energía eólica es Estados Unidos, que produce el 23% de toda la energía generada en el mundo. Le siguen China, Alemania y España, que produce el 5,9% de la electricidad que se produce a nivel mundial con energía eólica. Los siguientes países en el ranking son: India, Reino Unido, Canadá, Brasil, Francia y Suecia.

Energía renovable en Europa

La Unión Europea quiere ser el primer continente “climáticamente neutro” de todo el mundo para el 2050. Se trata de un objetivo muy ambicioso, que forma parte del Pacto Verde Europea. Los estados miembros de la Unión Europea han marcado una hoja de ruta que debe conducir a que en el año 2030 al menos el 32% de las necesidades energéticas estén basadas en fuentes renovables.

Son los países nórdicos los que avanzan a un ritmo más rápido que el resto. El mejor ejemplo es Noruega, donde el 93,4% de la producción nacional de energía es hidroeléctrica y el 75% del consumo proviene de fuentes renovables. En la misma línea, en Suecia y Finlandia el 56% y el 43% de toda la energía que se produce en el país es hidroeléctrica, respectivamente.

Independencia energética de la UE

Recientemente, la Comisión Europea ha lanzado la estrategia ‘REPowerEU’, con el objetivo de reducir gradualmente las importaciones de petróleo, gas y carbón que provienen de compañías rusas.

Sin embargo, no es un plan fácil porque más del 90% de los combustibles fósiles de la Unión Europea provienen de Rusia. Este país exportó casi del 45% del gas que se consumió en todos los países miembros de la Unión Europea en 2021, según la Comisión Europea.

 

Imágenes: Unsplash y Freepik

Danos tu opinión

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando...

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Recibe, cada dos semanas, todas las novedades sobre las tecnologías de la información para empresas.

Antes de enviar el presente formulario debe leer nuestra Política de Protección de Datos
que se encuentra disponible pulsando aquí

SOLUCIONES EMPRESAS CLUB CÁMARA TIC

GRUPO AZVI
ZIRROS NETWORKS
COANDA/KYOCERA
AGENCIA USM
BETELING
VODAFONE ESPAÑA

EMPRESAS CLUB CÁMARA TIC

PKT Attest
GRUPO SOLUTIA
ALTEN
ADAMO Business
NUNSYS
SIGNATURIT
SPECIALIST COMPUTER CENTRES (SCC)
MONTREL S.A.