Tecnología para los negocios - Reglamento de la facturación electrónica y Verifactu: ¿es lo mismo?


Reglamento de la facturación electrónica y Verifactu: ¿es lo mismo?

La implantación de la facturación electrónica está ocasionando importantes quebraderos de cabeza a muchos de vosotros. Las normas no ayudan. Por un lado, disponemos del Real Decreto 1007/2023, aprobado en diciembre pasado y conocido popularmente como Verifactu. Es el reglamento que desarrolla la ley antifraude y regula los requisitos de los programas de facturación para que se efectúe de un modo digital y en tiempo real.

Y, por otro, seguimos a la espera del reglamento de la facturación electrónica que desarrolla la ley crea y crece. Esta norma establece plazos, ya que menciona la digitalización de las transacciones entre profesionales un año o dos después de su aprobación según los casos. Por tanto, no son iguales, aunque ambas conduzcan a un objetivo similar.

Reglamento de la facturación electrónica

La Ley 18/2022, de 28 de septiembre, de creación y crecimiento de empresas, más conocida como ley crea y crece, introduce la factura electrónica obligatoria en nuestro país. Sin embargo, su marco de actuación solo se refiere a las transacciones entre autónomos y empresarios, esto es, las B2B, dejando al consumidor fuera de su ámbito.

No obstante, emplaza al desarrollo posterior de un reglamento los detalles tanto técnicos como formales que debéis incluir en ella. Esta norma aún no se ha aprobado.

A mediados de junio del año pasado, se presentó el borrador y, a día de hoy, está en su fase final de aprobación. A finales de enero, se remitió a la Comisión Europea.

Si habéis seguido de cerca el proceso, ya sabréis qué formatos de facturas han sido admitidos, cómo será el período de transición, las obligaciones para las plataformas privadas de intercambio, etc. Asimismo, se mantienen los plazos para su entrada en vigor. Si facturáis más de 8 millones de euros, disponéis de un año para adaptaros y de dos años si la facturación es menor.

¿Qué hacer ante tanta confusión con la facturación digital?

Aunque la Agencia Tributaria se esfuerza en afirmar que no hay caos, sino proyectos diferentes, lo cierto es que el panorama es un poco confuso.

Por otro lado, estamos a la espera de la aprobación de una nueva directiva europea, el proyecto ViDA (vat in the digital age) que marcará sus propios estándares. Y para completar el estado actual, tampoco se sabe cómo será la convivencia con otros sistemas de facturación ya implementados, sobre todo, en las comunidades forales.

Por consiguiente, lo más razonable en estos momentos es que pongáis los pies en el presente, pero con una visión amplia para lo que está por venir.

Verifactu

Es el nombre que se le ha dado al reglamento que desarrolla la ley antifraude. Su objetivo es regular el software de facturación tanto para las transacciones B2B como para las B2C. En otros términos, nos obliga a establecer un sistema de emisión de facturas verificable que facilite el envío en tiempo real de los registros de facturación a la administración tributaria. Por esta razón, han de cumplir con ciertos principios de integridad, accesibilidad, trazabilidad, legibilidad, conservación e inalterabilidad de las facturas. En el fondo, lo que trata es de evitar los programas de doble contabilidad y, así, el fraude fiscal. Sin embargo, esa no es la única ventaja. Os mencionamos algunas más:

  1. Facilita la gestión administrativa al automatizar procesos en la administración tributaria. También hace más fluida su comunicación con las empresas y autónomos.
  2. Mejora la digitalización de las empresas y autónomos, lo que agiliza su propia burocracia.
  3. Permite a todos la verificación de las facturas a través de la sede electrónica de la AEAT.

Diferencias, similitudes y entrada en vigor

Te detallamos las diferencias entre ambos reglamentos desde las características que definen a cada uno. El reglamento de la facturación electrónica tiene las siguientes:

  1. Es el desarrollo de la ley crea y crece. Busca la interoperabilidad entre todos los sistemas de factura electrónica reconocidos y el control de la morosidad.
  2. Afecta a las transacciones B2B.
  3. Se centra en los aspectos formales y técnicos de la factura digital.
  4. Todavía no se ha aprobado. Una vez que lo haga, dispondréis de un año si facturáis más de 8 millones de euros anuales y de dos años si la cifra es menor.

Por su parte, el reglamento Verifactu se caracteriza por los siguientes rasgos:

  1. Es el desarrollo de la ley antifraude. Su objetivo es informar permanentemente a la Agencia tributaria y que los sistemas informáticos sean seguros.
  2. Afecta tanto a las transacciones B2B como a las B2C.
  3. Se centra en sistemas de emisión de facturas verificable.
  4. Entra en vigor el 1 de julio de 2025.

En cuanto a las similitudes, ambos reglamentos inciden en el uso de las tecnologías para simplificar la facturación y cumplir con las obligaciones fiscales.

Principales cambios que introducen estas normativas

Señalamos los más relevantes:

  1. Si utilizáis algún software de facturación, este ha de adecuarse a Verifactu antes del 1 de julio de 2025. Eso implica la capacidad para enviar las facturas a la Agencia Tributaria. Por otro lado, si sois desarrolladores, tenéis hasta el 5 de octubre de 2024 para adaptaros.
  2. Quedan prohibidos los programas de doble uso o los sistemas de doble contabilidad.
  3. A partir de su entrada en vigor, ya no podréis presentar vuestras facturas en PDF, en Excel ni en Word. Tenéis que emplear un software certificado por Hacienda.
  4. Tanto las facturas que emitáis como las que recibáis han de incorporar un código QR o un código alfanumérico.

Con los particulares, seguirá existiendo la factura en papel

¿Qué ocurrirá con la factura en formato papel?

Existe cierta confusión al respecto. La facturación digital es obligatoria para las empresas y autónomos en las transacciones comerciales que establezcan entre ellos. No obstante, los consumidores estamos al margen de ellas y seguiremos usando las facturas en papel. A partir del 1 de julio de 2025, no estarán elaboradas con plantillas en Excel o Word y tendrán un código identificativo.

En consecuencia, la facturación electrónica y los sistemas de emisión de facturas suponen un esfuerzo de adaptación en vuestras empresas si no queréis ser sancionados. Pese a ello, aún tenéis tiempo para hacerlo con calma y sin grandes traumas. Coordinad vuestra agenda con la de TicNegocios de la Cámara para estar al día de todo.

Danos tu opinión

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 valoraciones, valoración media: 5,00 / 5)
Cargando...

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Recibe, cada dos semanas, todas las novedades sobre las tecnologías de la información para empresas.

Antes de enviar el presente formulario debe leer nuestra Política de Protección de Datos
que se encuentra disponible pulsando aquí

SOLUCIONES EMPRESAS CLUB CÁMARA TIC

PYMES
MAGNOLIA
AGENCIA USM
BETELING
SEIDOR
AVIVA PUBLICIDAD
WOLTERS KLUWER
VODAFONE ESPAÑA
I-TRES TS
BE BEYOND
BUSINESS GO

EMPRESAS CLUB CÁMARA TIC

PKF Attest
GRUPO SOLUTIA
ALTEN
INDEXA GEODATA
SOFTCOM
SOLTEL
HOMETEACHER
ECOTERRAE
GRUPO MPE
TEKNOSERVICE
TEAM2GO
GAMCO
FUJITSU
GRUPO STUDIUM
10CODE
T-SYSTEMS
TEKNEI
QVISION TECHNOLOGIES EUROPE
STARENLARED
ADAMO Business
NUNSYS
ARSYS
SPECIALIST COMPUTER CENTRES (SCC)
XTRARED
MONTERO ARAMBURU ABOGADOS
LAMAIGNERE
DELOITTE
COANDA/KYOCERA
GENERAL MACHINES TECHNOLOGY-GMT
DANTIA TECNOLOGÍA
VS SISTEMAS
GRUPO A3SATEL
oga
SIGNATURIT
BOXPMO PROJECTS
AYESA
BABEL